Apúntate al CITRUX 🍊🍋

El Evento de Cítricos en Valencia, España | 6 de Junio

Consigue tu entrada gratis aquí

Nueva normativa Global GAP: «Con Excel puedes equivocarte y cometer errores»

Repasa las principales declaraciones del evento sobre normativa Global GAP.
Nueva normativa Global GAP: «Con Excel puedes equivocarte y cometer errores»

Tabla de contenidos

El pasado 3 de febrero RawData celebró un evento en línea sobre las novedades en la normativa Global GAP 4.5.1, para debatir con empresas del sector sus consecuencias.

De la mano de Susana Sánchez (presidenta y especialista en Global GAP de Álfila Consultoría), Mari Carmen Sánchez (responsable de calidad en Agricultores Agrupados) y Josep Maria Juncà (jefe de equipo técnico en Agroperera), los asistentes pudieron ver cómo la complejidad de los certificados y del cuaderno de campo exigen dejar el Excel atrás y apostar por soluciones tecnológicas.

Durante el evento los ponentes mostraron por qué trabajar con Excel genera problemas y, a la larga, supone una pérdida de tiempo y dinero debido a la aparición de errores. Además, destacaron cómo estar digitalizados les permite extraer mejores conclusiones.

El acto estuvo dirigido por la ingeniera agrónoma con años de experiencia en Global GAP Nuria Marco Torres. Estas son las declaraciones más destacas de los ponentes:

Global GAP, una realidad cada vez más compleja

«Global GAP es un elemento decorativo que me exigen los clientes. Para mí su corazón es que cumplamos el cuaderno de campo«, afirmó Susana Sánchez, presidenta de Álfila. De esta forma tan tajante quiso demostrar la importancia de tener un cuaderno de campo bien cumplimentado.

Sobre cómo los certificados se complican y se hace necesario utilizar una solución agrícola reseñó lo siguiente: «Las normas tienen cosas buenas y otras que dices… ¡Madre mía! Los plazos de reentrada por ejemplo en un cuaderno de campo para qué valen. Cada vez son más complicados y con RawData podemos hacer mejoras de forma continua gracias a los técnicos de RawData».

Desde Álfila ya tienen experiencia con la nueva normativa y por ello pueden decir que «personas que hayan trabajado con sistemas de gestión de calidad no tendrán problemas pero el resto sí». Porque para Sánchez lo relevante es «tenerlo todo bien estructurado» y para ello es necesario digitalizarse.

Cuaderno de campo, el corazón de Global GAP

Susana Sánchez insistió en varias ocasiones sobre la importancia del cuaderno de campo: «Un porcentaje muy grande de Global GAP son los requisitos legales de un cuaderno de campo y gracias a RawData hemos hecho avances«.

«A la hora de gestionar el tiempo y datos nos viene muy bien. La forma de visualización cuando le coges el truco evita muchos errores. Llevamos un año usándolo y la gestión de datos o la capacidad para ver tendencias mejora con el tiempo», concluye sobre la digitalización.

Álfila está situada en Murcia y por ello conoce de primera mano todo el impacto mediático que ha sufrido el Mar Menor. Esto les lleva a avisar de que todo lo que ocurra allí «es algo piloto que se va a extender a todo el país«.

La nueva normativa Global GAP cuenta con una serie de modificaciones relevantes.
La nueva normativa Global GAP cuenta con una serie de modificaciones relevantes.

Excel, una fuente de errores

Mari Carmen Sánchez, responsable de calidad de Agricultores Agrupados, se unió a las críticas de Álfila y a que las normativas sean cada vez más complicadas: «Los agricultores lo que quieren es cumplir y para eso necesitan medios. Muchas veces se sorprenden de lo que era la agricultura hace 15 años y lo que es ahora. Se necesita más gente en oficina mirando documentación que personal en campo».

Sobre la relevancia de digitalizar el proceso, desde Agricultores Agrupados lo explicaron con un ejemplo: «En el control de registros con Excel puedes meter mucha información rápidamente pero luego hay que tratarla y obtener conclusiones: eso es muy difícil. Con Rawdata trabajas un poquito cada día, pero a la hora de obtener resultados es muy rápido y acabas ahorrando tiempo«.

Una digitalización accesible para todos

Cuando lo compara con su antigua forma de trabajar esta es su conclusión: «Antes con Excel te ponías una tarde y registrabas muchas cosas pero luego había que extraer conclusiones de un millón de hojas. Juntar toda esa información, y sin meter la pata, es complicado. A la hora de obtener cosas con RawData es más rápido y se nota que ya tienes un trabajo previo y la seguridad de que está todo bien».

Al rechazo al Excel se le sumó Álfila: » Cuando se coge un volumen de trabajo importante, incluso aunque la finca sea pequeña, la tendencia es que con Excel podían equivocarse y cometer errores. Una vez mecanizados los datos ya se pueden ver más conclusiones».

Contar con una solución agrotecnológica les permite evitar problemas y ahorrar horas de trabajo: «No tengo tiempo para revisar todos los cuadernos de campo porque se cometen errores. Si el programa minimiza los fallos y además yo puedo utilizar filtros para comprobarlo todo es más fácil».

Evita errores en Global GAP con una adaptación sencilla

Llegado el momento de digitalizarse uno de los inconvenientes que encuentran muchas empresas agrícolas es que los trabajadores no se adapten a la digitalización.

La experiencia en Álfila ha sido la contraria: «Compañeras me lo han dicho. Prefieren meter los datos en el programa porque es más sencillo que estar revisando una hoja de cálculo. Con Excel se equivocan de línea, borran un cálculo, etc. Además es súper rápido porque puedes mirar cualquier gestión sin necesidad de enseñar cosas que no quieres que otros vean porque a nadie le importa lo que yo hago con mi explotación».

Digitalización, un camino sin vuelta atrás

«Esto ha llegado para quedarse. Lo veo con los agricultores. Yo cuando llegué a Murcia y vi un cabezal de riego, flipé. Hubo tecnologías que me sorprendieron y me viene un agricultor de 80 años y lo usaba perfectamente. Si ese hombre ha sido capaz de pasar en pocos años a regar con un surco a este tecnología, ¿qué no puede hacer?», señaló Susana Sánchez.

Opinión que fue compartida por Agricultores Agrupados: «Estamos a medio camino en la digitalización pero no podemos retroceder. La cantidad de información que vamos acumulando obliga a que no podemos volver al papel. Es necesario. Son tantos los requisitos legales y de clientes que es imposible lograrlo sin digitalizarse».

Centrados en normativas y certificados, Juncà insistió en los beneficios de la digitalización: «Sobre todo la digitalización funciona para tener más facilidad a la hora de pasar Global GAP. El agricultor consigue tener toda la información mejor cumplimentada».

Para recibir más información sobre las ventajas de digitalizar tu empresa agrícola solicítala aquí.

¿Quieres verlo en acción?

Reserva tu demostración con un ingeniero/a agrícola: Gratis y sin ningún compromiso.