¿Por qué el sector agrícola apuesta por el reconocimiento facial?

El pasado 14 de diciembre RawData organizó una mesa redonda sobre cómo mejorar la gestión de personal de campo y eliminar la suplantación de identidad gracias al reconocimiento facial. En el acto participaron Cerima Cherries, Serviterra ETT y Limones Mónica.

De la mano de Eduard Cedó (Director General de Cerima Cherries), Teresa Domínguez (Gerente de RRHH en Limones Mónica) y Virtudes Fernández (Encargada de RRHH de Serviterra) los asistentes pudieron ver cómo el fichaje por reconocimiento facial ahorra horas de trabajo, aumenta la productividad en campo y evita posibles multas.

Durante el evento los ponentes mostraron por qué la huella dactilar no les funcionó, cómo han ahorrado hasta un mes de trabajo, cómo les ha ayudado a mejorar la calidad de sus productos y por qué les ha servido para aumentar hasta un 50 % la productividad de sus trabajadores.

El acto estuvo dirigido por la psicóloga y especialista en Recursos Humanos Lucía Jiménez Meirás. Estas son las declaraciones más destacadas de los ponentes:

¿Por qué la huella dactilar no le funcionaba a Cerima Cherries?

Cerima Cherries es una empresa productora de cerezas, que gestiona más de 500 hectáreas. Están presenten en varios países y durante la campaña tiene a más de 2.000 trabajadores. Por ello, era necesario digitalizar el proceso de fichaje, aumentar el control horario y eliminar los problemas ocasionados por la maquinaria de la huella dactilar.

¿Quieres más contenido como este?



«Mi experiencia en cuanto a la suplantación de identidad nace hace 5 años fruto de una inspección laboral en la que se me pedía la documentación disponible. Nos dimos cuenta que la trabajadora no era la correspondiente con los papeles que teníamos. Ella denunció a la seguridad social y fue lo que provocó la alarma», relata Eduard Cedó para ejemplificar los problemas que generan los partes en papel. 

Una vez identificado el problema buscaron una alternativa más fiable: «Teníamos un sistema de huella dactilar compatible con tarjeta de radiofrecuencia pero no nos servía para controlar bien el fichaje. El reconocimiento facial nos solucionó en gran parte la suplantación de identidad«.

El fichaje con huella dactilar provoca más pérdidas de tiempo y dinero.
El fichaje con huella dactilar provoca más pérdidas de tiempo y dinero.

❌ La huella dactilar no funciona

«Anteriormente se nos planteaba como un problema unos días después de comenzar el trabajo. Nos llegaban bien los trabajadores pero a los días llegaba otro diciendo que era aquel y cuando gestionas mucha gente no puedes controlarlo», comienza a relatar Cedó. 

Creyeron que la huella dactilar era la solución pero no funcionó: «La gente no llevaba bien la huella, no se le leía bien a muchos (hablamos de trabajo en campo), al ensuciarse las manos tenían problemas en el fichaje«. 

✅El fichaje por reconocimiento facial sí funciona

De depender de una máquina fija para el control de presencia, pasaron a poder realizar el fichaje desde casi cualquier dispositivo: «Pasar por el teléfono y que en un momento te reconozca y te identifique ha sido un gran avance en cuanto a la gestión del personal». 

Cedó resume así su experiencia: «Llevamos bastantes años con RawData y solo tenemos cosas buenas que decir de ellos. Planteamos nuestras necesidades y ellos nos proporcionan soluciones realmente competentes y funcionales». 

Cómo Serviterra se ahorra un mes de trabajo con el reconocimiento facial

Serviterra es una empresa de trabajo temporal afincada en Murcia, que presta sus servicios a más de 30 empresas y gestiona hasta 4.000 trabajadores de campo. Con esas circunstancias, había estado durante mucho tiempo realizando el registro en papel.

«Trabajábamos de una forma arcaica: con papel. En oficinas era imposible que los partes en papel estuvieran a tiempo, los encargados se tenían que desplazar y tardaban muchísimo en llevar la documentación«, afirma Virtudes Fernández. 

Serviterra digitalizó el proceso de fichaje con RawData y la experiencia ha sido muy positiva: « No hemos tenido experiencias anteriores y no hemos probado otra cosa porque ha sido muy efectivo. Hay muy buena disposición y las cosas que nos van surgiendo y pedimos, las solucionan«. 

Gracias a que los trabajadores realicen el fichaje mediante reconocimiento facial, Fernández estima que se ahorran «una hora de trabajo diario en campo». Mientras que en oficinas el ahorro es todavía mayor: «Manejar 3.000 trabajadores con 20 encargados en fincas distintas y hacerlo en papel puede suponer un atraso de un mes«.

Al ahorro de horas de trabajo hay que sumarle un ahorro de dinero gracias a que tener un método de fichaje fiable evita gastos inesperados: «Las ETT en agricultura tienen muchas inspecciones de trabajo en el campo. Necesitamos evitar multas. Con RawData hemos evitado problemas con las inspecciones». 

Limones Mónica mejora la calidad de sus productos

 

Limones Mónica es una empresa situada en el golfo de México que exporta limones persas a Estados Unidos y Europa. Para ello necesita tener al día varios certificados de calidad y debe que mantener un control sobre todo el proceso.

Con RawData han mejorado la gestión documental, han digitalizado sus documentos y han facilitado la labor a sus trabajadores: «Se les hacía complicado. Debían escribir el nombre, el día, firmar, etc. Ya no es lo que las personas necesitan ver, las auditorías quieren tener datos exactos». 

Teresa Domínguez remarcaba cómo usar el reconocimiento facial era muy útil para controlar la calidad de sus limones: «Manejamos un producto en fresco que requiere mucho cuidado. Por eso queremos evitar el contacto con papel, bolígrafo, etc., son una fuente de bacterias que con el reconocimiento facial evitamos«. 

Otra de las ventajas que Limones Mónica ha encontrado en el reconocimiento facial es su fiabilidad. Los trabajadores de campo son identificados por la aplicación aunque lleven mascarilla, gorro, la calidad de la imagen no sea buena o no haya buena luz.

El reconocimiento facial aumenta la productividad hasta un 50 %

Más allá del control horario. El reconocimiento facial ha sido clave en el aumento de la productividad de sus trabajadores. Eduard Cedó se atrevió a dar cifras: “En el campo las cosas cada vez son más complicadas. Para poder cosechar la fruta un trabajador tiene que producir un mínimo para que el negocio sea rentable. Cuando tú puedes ver lo que produce, el empleado aumenta su rendimiento en torno al 50 %«.

Para Cedó, el reconocimiento facial ha logrado múltiples beneficios en Cerima Cherries: «Digitalizar este proceso sirve para ver cuánto has cosechado, la estimación y, en general, el control de la producción en campo de cada trabajador es útil para saber cuánto rinde cada uno y poder planificar la cosecha”.

En el caso de Serviterra, Fernández vuelve a reseñar cómo han evitado la pérdida de tiempo: «En ETT nos apoyamos mucho en los encargados que tenemos. Son gente muy profesional, pero precisamente como ellos llevaban la carga del papeleo, ahora tienen más tiempo para poder controlar la productividad de todos los trabajadores«.

Desde Limones Mónica, Teresa Domínguez vuelve a destacar las ventajas respecto a otros sistemas: «Nosotros somos 400 trabajadores y ya es un problema ver cuánto producen. El papel comienza una cadena de errores que, con digital, aumentas la calidad desde los encargados y quita carga administrativa al personal de Recursos Humanos”. 

Para recibir más información sobre fichaje mediante reconocimiento facial solicita más información aquí.

¿Te ha gustado? Compártelo
Considera actualizar tu metodología en agro
Te contamos cómo las empresas líderes del sector trabajan en su día a día